Abrimos el frigorífico muchas veces al día. Es un electrodoméstico que no puede faltar en nuestra cocina, ya que es el que nos permite conservar y enfriar los alimentos. Puesto que es tan importante, creemos que puede ser útil esta guía para comprar un frigorífico.

TAMAÑO Y ESPACIO

El primer paso de esta guía es pensar y comprobar que frigorífico es el que necesitamos. Comenzamos asegurándonos del espacio del que disponemos para colocar el frigorífico, dependiendo de este espacio podremos adquirir un tamaño u otro. En el caso de que vayamos a realizar una modificación en la cocina, el tamaño tendrá menos relevancia, ya que podremos adaptar el espacio al frigorífico.

Por otro lado, hay que tener en cuenta la necesidad, ya que no es lo mismo el tamaño que necesitará, por ejemplo, una pareja con varios hijos que una pareja sin hijos. Aunque debemos tener vista de futuro y si se tiene pensado aumentar la familia, hay que tenerlo en cuenta.

Lo más habitual es encontrarnos frigoríficos de 1,8 a 2 metros de alto y 60 o 70 centímetros de ancho.

TIPO DE FRIGORÍFICO

Una vez tenemos claro el punto anterior podemos valorar los distintos tipos de frigorífico que podemos encontrar. En la actualidad hay varios, estos son los principales principalmente:

  • Frigorífico Combi. Como nos dice su nombre, este tipo de frigorífico es una combinación de congelador (parte de abajo) y frigorífico (parte de arriba). Es el frigorífico más habitual. Hay una gran variedad de modelos y tamaños, lo que permite que puedas adaptarlos a tu espacio.
  • Frigorífico Americano. Los frigoríficos de estilo americano tienen dos puertas verticales, una para la sección del frigorífico y otra para el compartimento del congelador. Muchos de estos incluyen dispensadores automáticos de hielo y agua fría. Al igual que los combinados, tienen dos termostatos diferentes capaces de ajustar el refrigerador y el congelador por separado. La principal diferencia es el tamaño, ya son más anchos y profundos, aunque generalmente también son más bajos.
  • Frigorífico de una puerta. Tiene una sola puerta y no tiene congelador. Puede ser ideal si no tienes mucho espacio, o si ya tienes un congelador o no lo necesitas.

CARACTERÍSTICAS

    Un buen frigorífico es aquel que cumple con su función de mantener la comida a una temperatura que permita su conservación. A partir de aquí, las prestaciones cambian entre diferentes marcas y modelos. Algunas de las características a tener en cuenta a la hora de elegir un frigorífico son:

    • Consumo. Hay dos motivos principales por los que el consumo es una de las características más importantes de cualquier electrodoméstico a día de hoy. Una de ellas es el ahorro en la factura de la luz, que día a día es mayor. Otra es el cuidado del medioambiente, algo sobre lo que debemos actuar de inmediato.
    • Ruido. Esta característica viene indicada en la etiqueta energética, sin embargo, en la actualidad el ruido de los frigoríficos es muy reducido.
    • Cajones especiales. Un ejemplo de esta característica son los cajones con menor temperatura, los cuales cada vez son más habituales.
    • Modos de uso. Hay diferentes opciones, pero una de ellas puede ser la posibilidad de dar un incremento a una determinada bandeja del congelador para que se enfríe antes.

    Junto con estos, hay muchos más elementos para valorar que frigorífico preferimos, por ejemplo, el material, el color, etc.

    PRESUPUESTO

    Por último, nos gustaría aclarar que tu presupuesto para la compra de un frigorífico es muy importante a la hora de elegir entre unas prestaciones u otras. Como todos los productos, un frigorífico con más y mejores prestaciones tendrá un precio más elevado.

    Si estás interesado en un frigorífico o cualquier otro electrodoméstico y necesitas más información, puedes acercarte a nuestra tienda, te asesoraremos y resolveremos todas tus dudas.