Uno de los elementos estrella y que no puede faltar nunca en una cocina es la placa. No vamos a entrar en explicar qué es y que permite hacer este electrodoméstico, seguro que lo sabes perfectamente. Sin embargo, vamos a hablar de algo que todavía genera ciertas dudas: los diferentes tipos que existen y las principales diferencias entre ellos.

PLACA DE GAS

En primer lugar, encontramos la placa que más familiar puede resultar, ya que es la más similar al fuego tradicional. Este fuego tradicional producía la llama en contacto con una llama externa como un mechero o una cerilla. Sin embargo, las encimeras de gas actuales disponen de un sistema e encendido, lo que es más cómodo y seguro.

La principal ventaja que posee este electrodoméstico es la capacidad de transmitir el calor deseado al mismo instante de encenderlo. Por otro lado, los más puristas afirman que aporta sabor a los alimentos.

Placa de gas
Placa de inducción

PLACA DE INDUCCIÓN

Un tipo de encimera más reciente y que ha crecido en popularidad durante los últimos años es la inducción. Su principal característica es que no calienta ningún material, únicamente aquellos recipientes ferromagnéticos (superficie de hierro). Esto lo convierte en la más segura de todas, no quemará nunca tu piel ni objetos que por accidente puedan acabar encima de la zona. Este es el motivo por el que no todo menaje se calienta en esta placa, por esto, al adquirir una placa de inducción debes comprobar que tus ollas y sartenes sean compatibles, o bien, renovar tu menaje.

Las placas de inducción destacan por su rapidez y eficiencia, esto es debido a que únicamente proporciona calor en el fondo del recipiente, por tanto, no se va a desaprovechar la energía empleada. Además, su limpieza es sencilla, puesto que no se calientan permiten limpiar cualquier suciedad durante y después del cocinado.

VITROCERÁMICA

La vitrocerámica es una de las placas más presentes en los hogares. Funcionan gracias a una resistencia que genera calor a todo lo que se pose sobre el espacio en el que se encuentra.

Dos son las principales ventajas de la vitrocerámica. En primer lugar, se puede utilizar cualquier tipo de recipiente para cocinado, ya que emite calor independientemente del material. Por otro lado, gracias al calor residual que se mantiene una vez apagado el fuego, puedes alargar la espera para comer lo realizado pudiendo mantenerlo caliente.

Vitrocerámica
Placa extractora

PLACA EXTRACTORA

Queremos terminar con la última innovación en placas de cocina, aquellas que cuentan con extractor incorporado o placas extractoras. En resumen, son un producto muy similar a una placa de inducción convencional, sin embargo, cuenta con el añadido de un modulo de extracción integrado en la encimera. Aunque existen otros modelos como la Nikola Tesla Flame de Elica que sustituye la inducción por gas.

Este producto une las principales ventajas de la inducción (o del gas en caso de que sea un modelo con fuegos), y añade otras como el ahorro de espacio de la campana, eliminación de olores y humos eficaz, flexibilidad de colocación de la encimera y un aspecto estético y moderno.

Existen otros tipos de encimeras para tu cocina que son menos conocidas pero también cuentan con ventajas que pueden resultar de tu agrado. Podemos decir que no hay una placa de cocina que sea mejor que otra, simplemente son diferentes y cada una tiene sus ventajas. Por esto, nosotros recomendamos con la que más cómodo te encuentres, ya que para nosotros cocinar tiene que ser un momento de disfrute.

Para ti, ¿Cuál prefieres para ser la protagonista de tu cocina?